Ir al contenido principal

Iglesia y Convento de Santa Catalina

Situado en la Calle Santa Catalina Angosta s/n. se halla el Convento de Santa Catalina edificado en el año 1605 sobre el antiguo Acllahuasi o «Casa de las Escogidas» (las acllas eran mujeres dedicadas a labores especiales para el Inca).

Su arquitectura corresponde a las últimas etapas del renacimiento y se caracteriza por sus arcos de estilo romano. En el interior se observan aún las huellas de la construcción original. Posee una sala de exposición de pinturas murales, trabajos en orfebrería, textilería, esculturas y retablos.

Precisamente, en su interio de hall un Museo que en una primera sala se exhiben lienzos diversos que representan al Señor de los Temblores y otros anónimos; más adelante en el pasadizo otra colección representando la vida y milagros de Santa Rosa de Lima.

El coro bajo presenta diversos lienzos que representan la vida de Santo Domingo de Guzmán pintados por Juan Espinoza de los Monteros y una colección de nueve ricas casullas bordadas con hebras de metales preciosos. La Sala Capitular es interesante y contiene frescos del acomaíno Tadeo Escalante; los frescos están alrededor de todo el recinto y representan la vida religiosa y virtuosa en la parte superior y más abajo la vida cortesana.

En la segunda planta resalta un complejo nacimiento a manera de retablo que cuando es plegado se convierte en un baúl; el coro alto presenta un rústico órgano fabricado en el Qosqo y lienzos que representan la vida de Santa Catalina.

En el año 1601 Lucia Isabel Rivera de Padilla fundó el Monasterio de Santa Catalina, lográndose terminar la primera parte en el año 1643, pero en el año 1650 ocurrió un terremoto destruyendo todo el templo, es por ello que tuvieron que reconstruirlo en su totalidad, ahí es cuando se termino de construir con todos sus acabados, ya para el año 1669.

En su exterior encontraremos dos portadas renacentistas iguales y una espadaña a modo de campanario, el Museo del Convento de Santa Catalina esta ubicado en la calle Santa Catalina Angosta en la ciudad del Cusco y podremos apreciar:

El Arte en Santa Catalina: a lo largo de sus muros hallamos diversos lienzos sobre la vida de Santa Catalina realizados por el pintor Juan Espinosa de los Monteros, tambien la iglesia tiene un altar de cedro dorado y en la parte central está la estatua del “Sagrado Corazón de Jesús”, “Santa Catalina” y “Santo Domingo de Guzmán”.

Los Retablos: son cuatro retablos dorados tallados en el siglo XVII por artesanos locales, teniendo columnas corintias, decoradas de escamas o punta diamante en todo el fuste. También sobresalen por su calidad los Altares de La Sagrada Familia y de la Virgen de los Remedios, el Altar Mayor y el Púlpito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Economía en el Tahuantinsuyo

En gran medida, la organización económica de los incas, tanto en la producción, intercambio y distribución de riqueza, se estructuró en base al desarrollo de adelantos tecnológicos antiguos o recientes, los cuales fueron utilizados de acuerdo a los intereses de la nobleza cusqueña. Producción El sector agropecuario que comprendía la agricultura, conservación y almacenaje de alimentos, fue la principal actividad económica (Ciro Hurtado nos dice sobre los Alimentos de la época inca: “El hombre de los diversos grupos sociales, desarrolló una alimentación natural o biológica balanceada, eficiente y de alto valor nutricional basada en la extraordinario diversidad biológica del geosistema Tahuantinsuyo. El hombre Tahuantinsuyano, organizó su espacio geográfico con autosuficiencia alimentaria, aprovechando su capacidad de autoproducción y una constante actitud conservacionista del equilibrio geosistémico y de la permanente renovabilidad natural de la biomasa” Hurtado – 2000), la que gozó de m

RESTAURANTS en CUSCO

Las 5 opciones con amplios patios y/o cómodas terrazas, deliciosa comida y excelente vista 1 – El Patio Cusco 2 – Nuna Raymi 3 – Inkazuela 4 – La Capital 5 – Aura Resto Bar La ciudad imperial de Cusco es visitada por su increíble arquitectura y los ancestrales sitios arqueológicos Incas. Ofrece una variada oferta hotelera pero también magníficos restaurantes. Ya sea en el centro histórico de la ciudad o en los alrededores. Estos 5 restaurantes son definitivamente una buena opción para ti, tu compañero de viaje o tu familia. Todos ellos con áreas abiertas, limpios, seguros y con el completo protocolo de bioseguridad. El Patio Cusco El PATIO – Cusco Es un mercado gastronómico, el primero en la ciudad de Cusco, congrega ocho reconocidos restaurantes locales: – PUQUIO, el bar del patio – La INDUSTRIAL, Carnes y Parrillas – UFO, comida asiática – NunAmar, comida creativa, fresca y de mar – Giulianna Frambuesa, Postres – Majka, Bread Bar – Arte y Sano, Pastas Artesanales – Tacorriendo, tacos

BARRIOS DEL CUSCO ANTIGUO

El Inca Garcilaso de la Vega en sus crónicas reveló la existencia de los barrios incaicos creados por la expansión de los Ayllus en las afueras de la ciudad imperial. Las referencias históricas del cronista cusqueño permiten ubicar dichos ayllus o barrios bajo las siguientes denominaciones: Colccampata .- El llamado “Granero de Altura” domina el norte de la ciudad y está situado a las faldas del Sacsayhuaman, Kolkampata, en las laderas de Sacsayhuamán, era el extremo superior del Hanan Cusco (‘Alto Cusco’). Actualmente corresponde al barrio de San Cristóbal. Ccantupata .- Significa “Altura de Clavelinas”, flor preferida de los Incas. Se halla al Este de Ccolccampata. Kantutpata, barrio alto que estuvo separado de Kolkampata por el río Tullumayo (hoy avenida Choquechaca), en el noroeste. Ttoccocachi .- En los linderos donde se alza San Blas se ubicó este barrio conocido como la “Cueva de Sal”. Tokokachi es el actual barrio de San Blas, en la zona norte-central, cruzando el río Tullumayo