Menu

Qenqo

Qenqo está ubicado al noreste de la ciudad del Cusco y está dividido en dos partes: el Grande, que se encuentra al pie del camino que va a Sacsayhuaman hasta Písac y el Chico que está en la parte oeste del Qenqo Grande. Qenqo es un gran peñasco rocoso en la que están tallados escalones, canaletas y hoyos; por los muchos saqueos que ha sufrido antes que fuera descubierto, no se sabe con exactitud cuál fue su función en el incanato, se dice que fueron los españoles quienes le dieron este nombre que significa “Laberinto”.

Cuando visitemos Quenqo encontraremos El Anfiteatro; utilizado en el incanato para actos ceremoniales públicos, es un área circular con hornacinas a lo largo del muro, que tiene una saliente rocosa donde se inicia un pasaje que nos conducirá a una sala subterránea donde hay un complejo de andenes, habitaciones y un sistema de canales de drenaje de agua.

En La Cámara Subterránea vamos a observar nichos, mesas, paredes, pisos y techos labrados meticulosamente en roca, se presume que este fue un lugar para cultos secretos; posee también andenes y canales de drenaje para cuando llueve. La Sala Mortuoria o la Sala de Sacrificios; es una cámara subterránea que esta labrada en una inmensa roca, aquí se llevaron sacrificios humanos y animales, así como embalsamientos de orejones.

Qenqo: inmenso promontorio rocoso con todo tipo de atracciones

La cultura incaica no solo sorprende por sus historias y su cultura, sino también por el gran desarrollo en sus numerosos proyectos. Son construcciones impresionantes y que incluso han dado pie a teorías sobre supuestos seres de otros planetas que les ayudaron a los incas, pero este no es el caso…

Qenqo es un promontorio, una agrupación rocosa que fue tallada y en la que en sus lugares aledaños se estructuraron sitios para ceremonias públicas, temas de investigación astronómica, templos, etc.

qenco

Algunos puntos de interés

Partes de Quenqo que llaman bastante la atención, algunos de los más importantes son los siguientes:

  • El observatorio Astronómico o Intihuatana: se encuentra en la parte superior de una roca que fue pulida de manera prolija, y allí se ubican unas especies de cilindros cortos que dan la posibilidad de estimar, o más bien, calcular la posición aproximada en la que se encuentra el sol.
  • La sala mortuoria: también llamada la “sala de los sacrificios” destaca por todas las preguntas que les genera a los visitantes, puesto que se trata de un lugar bastante tenebroso, una cámara subterránea donde en su tiempo fueron realizados tanto sacrificios humanos como de animales.
  • La piedra labrada: destaca debido a que a un lado de la misma se encuentra una agrupación de piezas rocosas que también fueron pulidas, y que conectan con una escalera que lleva a una cámara subterránea.

De ahí en adelante hay otros puntos de interés relevantes como Cusilluchayoc, la canaleta de Zigagueante y el Anfiteatro.

Turismo Cusco

COMENTARIOS SOBRE EL ARTICULO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *